PTEOR

Tenemos un plan

Los residuos que se generan en la isla se convierten en un importante problema que se agrava en nuestro caso debido al carácter insular del territorio en el que vivimos. El aumento de la población y los cambios en los hábitos de consumo, los grandes volúmenes de residuos procedentes del transporte de productos, el carácter turístico de la isla y los problemas de eliminación provocados por la falta de suelo para la ubicación de vertederos controlados constituyen algunos de los condicionantes más importantes de este problema.

Con el objetivo de organizar la gestión de los residuos y procurando minimizar los impactos asociados, el Cabildo Insular de Tenerife, a través del Servicio Técnico de Sostenibilidad de Recursos y Energía, aprobó en el año 2009 el Plan de Residuos de Tenerife -compatible con la actual normativa sobre residuos– que sienta las bases de un compromiso compartido entre las administraciones  públicas y los ciudadanos con el objetivo común de gestionar los residuos de una forma más sostenible.

¿Por qué surge el plan?

Hace 30 años, la basura se acumulaba en vertederos incontrolados, barrancos, bordes de carreteras y caminos. Paralelamente, el aumento de la población y el cambio en los hábitos de consumo hacía presagiar que la producción de residuos iría también en aumento.

Ante este complicado panorama, el Cabildo Insular de Tenerife impulsó el Plan Insular de Residuos Sólidos (PIRS) que insularizó la gestión de las basuras. El nuevo modelo centralizaba la gestión de los residuos en un vertedero único situado en Arico. La recogida seguía siendo municipal, pero los camiones de la basura transportaban estos residuos a las plantas de transferencia desde donde, otros camiones de mayor capacidad, los llevaban al vertedero insular.

En la década de los 80 se estimaba que el vertedero duraría 30 años. Desde finales de los 90, el aumento de la población y la actividad económica acortaron esa previsión, de manera que en el año 2003 ya estaba colmatado. Además, la nueva normativa sobre residuos, que, entre otros aspectos, incorpora la codificación de los residuos,  cambiaba el enfoque en su gestión pasando del vertido, como solución última, a la gestión separada de los diferentes tipos de residuos para recuperar recursos.

Esta nueva situación hizo que fuera necesario replantearse el esquema que había funcionado hasta entonces y en enero de 2009 se aprobó el Plan de Residuos de Tenerife con la idea de avanzar hacia una gestión más moderna y sostenible.

Este nuevo plan es considerado un modelo de gestión integral innovador basado en criterios de sostenibilidad ambiental, económica-social y cultural. En él se desarrolla un único modelo de gestión que engloba el tratamiento de todos los residuos que se producen en la isla.

¿Qué propone el plan?

El objetivo fundamental que persigue el Plan de Residuos de Tenerife es lograr que la gestión de los residuos proporcione a los ciudadanos de toda la isla un servicio de calidad y coste uniforme con los máximos niveles de protección ambiental y asegurando el cumplimiento de las exigencias de la normativa en vigor y de los principios del desarrollo sostenible. Alcanzar este objetivo supone un compromiso compartido por los ayuntamientos, el Cabildo Insular de Tenerife y los propios ciudadanos.

El Plan de Residuos de Tenerife se divide en una serie de ejes estratégicos donde se incluyen las medidas propuestas para la consecución del plan.

Ejes estratégicos

El Plan de Residuos de Tenerife se articula en torno a 7 ejes estratégicos que constituyen los objetivos generales. Para alcanzar cada uno de ellos están contempladas unas medidas específicas.

EJE 1: PREVENCIÓN Y MINIMIZACIÓN DE LA GENERACIÓN DE RESIDUOS

EJE 2: MÁXIMA RECOGIDA SELECTIVA DE MATERIALES Y SU RECICLAJE

EJE 3: MÁXIMO APROVECHAMIENTO DE LA MATERIA ORGÁNICA

EJE 4: TRATAMIENTO PREVIO AL VERTIDO DE TODOS LOS RESIDUOS NO RECOGIDOS SELECTIVAMENTE

EJE 5: ELIMINACIÓN SEGURA DE LOS RESIDUOS SECUNDARIOS

EJE 6: ORGANISMO PÚBLICO PARA LA GESTIÓN DE RESIDUOS Y PARTICIPACIÓN CIUDADANA

EJE 7: CREACIÓN DEL OBSERVATORIO DE RESIDUOS DE TENERIFE

+ INFORMACIÓN 

 

Beneficios del plan

La implantación del Plan de Residuos de Tenerife trae consigo una serie de beneficios para la isla y sus ciudadanos.

Beneficios ambientales:

Cada vez que separamos un envase en casa, hacemos posible su proceso de reciclado. Así, la separación de nuestros residuos, implica que:

1. La cantidad de basura que llega al vertedero sea menor, evitando así el colapso de las instalaciones.

2. La extracción de nuevas materias primas se reduzca. Esto es muy importante teniendo en cuenta que los procesos utilizados para obtener estas materiales primas son dañinos para el medio ambiente.

3. El consumo energético sea menor y, por tanto, los niveles de emisiones de gases contaminantes, causantes del cambio climático, desciendan.

Beneficios económicos:

1. La recogida selectiva de basura representa una alternativa y una oportunidad para la creación de empresas asociadas a esta actividad. El aceite doméstico, los metales o los electrodomésticos son sólo algunos ejemplos de materiales que desechamos y que nos dan una idea de la cantidad de puestos de trabajo que podrían crearse alrededor de su recogida, transporte y tratamiento adecuado.

2. Desde el año 2009, conforme al desarrollo del Plan de Residuos de Tenerife, se estableció una nueva tasa que viene a premiar a los municipios en los que se realice una mayor clasificación de residuos en origen. Esta nueva tasa se divide en dos tramos: uno de pago fijo denominado A (el referido a la captación de residuos selectivos), y otro variable definido como B (el que se refiere a la basura en masa, los residuos normales que se echan en bruto en los contenedores). Con esta nueva tarifa el ayuntamiento que recoge más residuos de los contenedores de basura en masa deberá pagar más en función de número de kilos y habitantes. Por lo tanto, pagará menos aquel ayuntamiento que recoja mayor cantidad de kilos de residuos separados en sus respectivos contenedores. En este sentido, es fundamental tu compromiso personal, dado que el número de kilos de residuos separados depende de la cantidad de habitantes que realicen la separación selectiva en el hogar. Este esfuerzo también se verá recompensado de forma directa, ya que, es lógico pensar que cuanto menos pague el ayuntamiento, menor será la tasa de basura que debemos abonar los ciudadanos.

3. Por otra parte, desde la entrada en vigor de la Ley 11/1997, de Envases y Residuos de Envases, todas las empresas envasadoras tienen la obligación de recuperar los residuos de envases de los productos que pongan en el mercado para que sean reciclados y valorizados. Sin embargo, aunque haya pagado por su gestión, el productor no puede garantizar que ese envase vaya a ser reciclado, dado que actualmente es el comprador del producto el que decide, depositándolo en el contenedor correspondiente, si el envase entra en la cadena que le permitirá convertirse en un producto nuevo o no.

Accede al plan

¿Quieres profundizar más en la gestión de residuos que se recoge en el Plan de Residuos de Tenerife?

ACCEDE AL PLAN

Normativa de residuos

Durante las últimas décadas, el Cabildo de Tenerife ha trabajado en la planificación de la gestión de residuos. De este modo a lo largo de las últimas décadas se sucedieron una seria de hitos que han modificado la gestión de residuos en la Isla.

La aprobación del Plan Insular de Residuos Sólidos (PIRS) en el año 1977 y los planes posteriores (Plan Director de Residuos – PDIR – y Plan Territorial Especial de Ordenación de Residuos Sólidos – PTEOR – aprobados en el año 2002 y 2009) contribuyeron a definir la ordenación tanto de las infraestructuras de recogida y tratamiento de residuos como de las actividades económicas que las producen.

En este sentido y como actuación ligada al desarrollo del PTEOR se ha aprobado los siguientes reglamentos:

REGLAMENTO ORGÁNICO DE LA COMISIÓN DE SEGUIMIENTO DE LA GESTIÓN DE RESIDUOS DE LA ISLA DE TENERIFE (publicado en el BOP 7/2015 con fecha 16 de enero de 2015) actualmente en fase de EXPOSICIÓN PÚBLICA

REGLAMENTO DE LA MESA DE FERTILIZACIÓN ORGÁNICA aprobado definitivamente y cuya modificación fué aprobada y publicada el 31 de julio de 2013 en el BOP 100/2013

Así mismo existe todo un compendio de normativa relativa a Calidad Ambiental, entre las que se encuentra la relativa a la gestión de residuos, tanto de caracter estatal como autonómico que se aplica sobre nuestra Isla. Para consultarla pincha aquí.