La “nube”, almacenamiento sostenible.

La “nube”, almacenamiento sostenible.

El Planeta nos pide que evolucionemos hacia un modelo de vida más sostenible, en el que se lleve a cabo un uso más razonable de los recursos naturales a la vez que avanzamos hacia las nuevas tecnologías. Por ello, debemos buscar alternativas a los productos convencionales para satisfacer a una sociedad cada vez más consumista.

La nube es un término que se utiliza para describir no a una entidad física, sino una red enorme de servidores remotos de todo el mundo que están conectados para funcionar como un único ecosistema. Estos servidores están diseñados para almacenar y administrar datos, ejecutar aplicaciones y/o entregar contenido o servicios, como streaming de vídeo, correo web, software de ofimática o redes sociales.

 

¿De que se trata este servicio que revoluciona la forma de almacenar y procesar información en todo el mundo? En término simples, estamos frente a un gran número de servidores interconectados que ofrecen, a través de Internet, la posibilidad de guardar información y ejecutar todo tipo de tareas, desde un mensaje de WhatsApp, un antivirus o revisar el e-mail. Todos los servicios que utilizas a diario están en algún Servidor. Cuando se reúnen muchos de estos servidores en un lugar físico se les suele llamar: Granja de servidores o Datacenter (Centro de Datos).

Esto significa que “la nube” de internet que guarda información, aplicaciones, herramientas y está disponible para todos de manera permanente e ininterrumpida es en realidad un conjunto de dispositivos físicos, tangibles.

Pero hay algo que no podemos dejar de ignorar: la nube necesita energía, su insumo de energía es mayor al que estamos en condiciones de producir. Por esto, las energías renovables y un uso más eficiente de los centros de datos se ha convertido en una necesidad del sector tecnológico para frenar la contaminación que genera la nube, ese lugar etéreo en el que existe internet y que en el mundo real es un emisor de gases de efecto invernadero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *