Movilidad más sostenible

La sociedad actual está en movimiento perpetuo: organizarnos mejor y elegir el medio de transporte es parte de un estilo de vida sostenible.

Desplazarnos al trabajo, al colegio o para el ocio son decisiones diarias. ¿La única opción es el vehículo privado?

Hay otras: vehículo compartido -bien con compañeros o mediante plataformas de uso compartido-, modos alternativos -a pie o bicicleta incluso vehículo eléctrico-, transporte público o colectivo.

Existe una estrategia de movilidad sostenible a nivel nacional, aquí la puedes consultar, pero lo cierto es que hay mucho que hacer.

A nivel personal, estas recomendaciones básicas son una guía inicial:

  • Ten el transporte colectivo como primera opción siempre que sea posible
  • Si tienes vehículo propio, no lo uses a menos que sea necesario
  • Caminar siempre para trayectos inferiores a 500 metros
  • Busca opciones para compartir los trayectos que hace habitualmente (trabajo…)
  • Organiza el desplazamiento para no hacer recorridos innecesarios
  • Conduce de manera eficiente, así lo explica la DGT