Un proyecto de empleo verde del Cabildo generará 150 contrataciones

Un proyecto de empleo verde del Cabildo generará 150 contrataciones

Un proyecto de empleo verde del Cabildo generará 150 contrataciones

El Cabildo de Tenerife, a través del área de Empleo, Desarrollo Socioeconómico y Acción Exterior, que dirige la consejera Carmen Luz Baso, ha habilitado 150 puestos de trabajo relacionados con la lucha contra el cambio climático y la transición ecológica justa, con una duración máxima de 6 meses en la institución insular, en el marco del proyecto PETE Tenerife 2020, una iniciativa cofinanciada por Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC).

Este proyecto tiene un presupuesto de 1.762.790,57 euros, de los cuales 1.603.179 son aportados por el Servicio Canario de Empleo y 159.611 corresponden al Cabildo de Tenerife.

El objetivo de este plan será el de mejorar la empleabilidad y en consecuencia la inserción laboral de personas jóvenes desempleadas menores de 30 años y que estén inscritas como demandantes de empleo y también de aquellas que sean Paradas de Larga Duración (PLD), es decir, personas inscritas como demandantes de empleo no ocupadas en el SCE, durante un periodo mínimo de 12 meses (360 días) en los últimos 18 meses.

“En estos proyectos las personas seleccionadas adquirirán una experiencia profesional retribuida, y trabajarán en obras y servicios de interés general y social, en el caso del Cabildo concretamente en las áreas de Gestión del Medio Natural y Seguridad, Agricultura, Ganadería y Pesca, Desarrollo sostenible y Lucha contra el Cambio Climático y Carreteras, Movilidad, Innovación y Cultura”, indicó la consejera Carmen Luz Baso.

El PETE, por sus siglas Proyecto de Empleo de Transición Ecológica, comenzará en marzo de 2021, y contratará a ocho técnicos superiores (biólogos, agrónomos, ingenieros industriales, periodistas…), ocho técnicos medios (Ingenieros Técnicos Industriales, Arquitectos Técnicos, Ingenieros Técnicos de Obras Públicas…), 19 capataces (forestales, agrícolas, de construcción…), ocho vigilantes, un administrativo, seis conductores, noventa y cinco peones (forestales, agrícolas, de obras públicas…) y cinco técnicos especialistas en educación y control ambiental. Entre las labores en las que estas personas se dedicarán, están, entre otras, las de gestión de los espacios naturales protegidos y la Red Natura 2000 y, en la divulgación de sus valores entre la sociedad de la isla, realizarán actividades que directamente relacionadas con la gestión de residuos, gestión de aguas, protección y mantenimiento de zonas naturales y control de la energía, así como prevención de catástrofes ecológicas y conservación de la biodiversidad.